Este estrés de vida — Compartiendo Macarrones

Llegas a casa después de un día largo y te apetece cenar una hamburguesa y una tarta de chocolate gigante, y sabes que sólo con eso tu día ya mejoraría. PERO NO, no puedes. Y te sientas en la mesa con un plato de zanahorias y un filete a la plancha, que es más triste […]

a través de Este estrés de vida — Compartiendo Macarrones

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s